Ir al contenido principal

Vivir los valores, comunicarlos con el ejemplo

Copio el contenido de hoy de la columna Para Reflexionar, de Milenio Laguna, porque es un tema central de este blog y porque comparto la perspectiva de su autor.

Valores

Luis Rey Delgado Garcíaclip_image001

Los valores, cuando se realmente viven, se reconocen fácilmente. Llegar a una casa limpia y pulcra nos habla de que en esa casa se valora la limpieza y el orden, encontrarnos con una persona amable y cortes nos muestra que esa persona vive el valor de la amabilidad y la cortesía. Los valores vividos, motivan la conducta y son preferencias habituales u ocasionales, que directamente explican el comportamiento humano. Los valores son los auténticos motores de las personas, los grupos y las comunidades.

Los valores que se viven pueden, o no, ser declarados o proclamados como los valores que motivan la conducta, pero efectivamente subyacen a la conducta y al comportamiento humano. Los valores que solo se profesan no impactan en los demás. Muchas personas hablan de valores, incluso existen cursos completos acerca de los valores. Educar en valores no solo es hablar sobre las preferencias habituales de las personas o de los grupos, educar en valores es vivir dichos valores con pasión y alegría hasta sus últimas consecuencias.

Educar, ciertamente, es transmitir valores y no solo en el ámbito educativo, sino en todas las áreas de la actividad humana. Tal parece que hoy los medios de comunicación: cine, radio, prensa, televisión y la autopista de internet tienen más peso en la transmisión de valores que todas las instituciones educativas juntas, incluyendo las escuelas y las iglesias; y sin embargo la “educación en valores” sigue siendo una gran preocupación actual para padres, maestros y líderes sociales.Milenio Luis Rey

Sin embargo la verdadera transmisión de valores se da a través de la relación interpersonal, a través de la vivencia directa de las preferencias en el comportamiento diario. Explicar los valores no es lo mismo que contagiarlos. Para tener influencia real en el comportamiento (de estudiantes, hijos, colaboradores) es indispensable que los educadores, padres o líderes vivan con sinceridad, transparencia y convicción los valores, pues no se impacta con palabras, a no ser que estas sean congruentes con el comportamiento.

Realmente se influye en los demás con la manera de vivir, que es lo que verdaderamente se transmite con autenticidad y genuino entusiasmo. Somos producto no de razonamientos, discursos y orientaciones recibidas de padres, maestros o de autoridades sino de sus ejemplos, de su compromiso expresado y vivido. Pues así se aprende a respetar, cuando uno ha sido respetado, así se aprende a decir la verdad, cuando han sido honestos conmigo… los valores vividos y mostrados a través de la experiencia y las relaciones interpersonales impactan y tienen el potencial de transformar el entorno social más adverso.

 

Ver también, en este blog (haciendo clic sobre las letras azules):

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…