Ir al contenido principal

Comunicación ascendente por equivocación - HUMOR ESPAÑOL

Aviso: contiene términos del castellano que puede resultar ofensivos para ciertas sensibilidades.


Un tipo que trabaja en una empresa, toma el teléfono y llama a la recepción para hablar con el mensajero. Cuando le contestan, dice:

- OYE, JOSÉ, MUEVE ESE CULO Y SÚBEME UN CAFE Y DOS EMPANADAS. PERO RAPIDITO, RAPIDITO, CABRÓN... ¡MUÉVETE, QUE SE TE ACABÓ EL TIEMPO!

Al otro lado de la línea se oye una voz fuerte, autoritaria, que dice:

-¡IDIOTA, TE HAS EQUIVOCADO DE EXTENSIÓN! ¿SABES CON QUIÉN ESTÁS HABLANDO? ESTÁS HABLANDO CON EL PRESIDENTE DE LA EMPRESA, IMBÉCIL.

El tipo, alterado, le responde:

- ¿Y QUÉ?, EXPLOTADOR DE MIERDA, GRANDÍSIMO HIJO'E PUTA. ¿ACASO SABES TÚ CON QUIÉN ESTÁS HABLANDO?

- NO - responde, sorprendido, el presidente.


- COÑO, MENOS MAL...- contesta suavemente el empleado. Y cuelga.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Comunicación Estratégica

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…