Ir al contenido principal

Otro aniversario de la muerte de John Lennon

img109Nunca olvidaré la frase "John Lennon shot dead in New York City" con la que en el sonido local de la discoteca Jason's de Boston, donde nos encontrábamos con un grupo de colegas asistentes a un congreso de la ASTD, se anunció la muerte de una de las figuras más influyentes de mi juventud temprana.
La fiesta terminó con esa noticia, y de regreso en el hotel la televisión confirmaba la terrible noticia y daba detalles del caso: un tipo solitario disparó a Lennon cuando bajaba de un taxi frente a su casa.  Dormí poco. A la mañana siguiente, temprano, teníamos vuelo a Nueva York.
Tampoco olvidaré mi visita al Central Park y a la zona del edificio Dakota, frente al que Lennon fue baleado, el 9 de diciembre. El lugar estaba lleno de freaks, exóticos de la más diversa catadura, plañideras y azotados. Ya se sabe cómo son los gringos.
Yo no me azotaba, no lloraba, ni daba gracias a Dios o a la vida por la oportunidad de estar allí -en todo caso habría sido a Cervecería Moctezuma, que me envió al congreso y de cuyo presupuesto se pagó esa escala en NYC- ni nada de eso. Únicamente curioseaba, observaba, tomaba nota sin acabar de salir de mi perplejidad.
Por una de esas coincidencias que a veces nos presenta la realidad, unos días antes de la muerte del ex beatle había aparecido el número de enero de 1981 de Playboy con una excelente entrevista a John y Yoko. No hace falta decir que la edición se agotó de inmediato, pero yo había comprado un ejemplar dos o tres días antes, particularmente interesado en esa entrevista. Todavía lo conservo.
 
img620img623
 
Para cerrar este mini homenaje, la canción que Harrison compuso a la memoria de Lennon, recuperada de un concierto en 1991. El audio es malón y el video pésimo, pero la versión es de primera, por la breve introducción a la canción y sobre todo por la actuación de Eric Clapton, inconfundible, en el requinto.
 
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…