Ir al contenido principal

El debate, la edecán/playmate y la comunicación

“Tira más un par de tetas que un par de carretas”

Proverbio español

La muy comentada presencia de la modelo y playmate argentina Julia Orayen anoche en el debate entre los candidatos a la presidencia de México, haciendo el papel de edecán, no es un asunto que deba pasarse por alto aunque en sí parezca una frivolidad. Desde mi perspectiva se trata de un sabotaje –más o menos intencional, quién sabe- al proceso de diálogo que estábamos por presenciar millones de personas en este país y el resto del mundo, y que independientemente de la calidad del mismo y de sus resultados estaremos de acuerdo en que se trataba de algo de enorme relevancia para la vida política y el destino de esta agobiada nación. Veamos:

Julia Orayen, en todo su esplendor

Hoy, el Instituto Federal Electoral (IFE), organismo encargado de la producción del encuentro, ofreció una disculpa "a la ciudadanía y a la candidata y a los candidatos" por este "desacierto de producción". No dijo si existe algún responsable directo, si rodará alguna cabeza.

Con gran prudencia, la señora Vázquez Mota se concretó a decir que "se trató de una muy mala decisión". Dijo además que “estábamos en un debate de calidad a la Presidencia y no en otro tipo de encuentro o espectáculo y me pareció que no estaba acorde a la seriedad, a la importancia que tiene un debate". Pues sí.

Gabriel Quadri, con sentido del humor admitió en entrevista radiofónica que “se puso nervioso”, y Enrique Peña Nieto comentó que se sorprendió. Andrés Manuel López Obrador, candidato del Movimiento Progresista, se rehusó a comentar el tema durante su conferencia de prensa matutina de hoy.

Quadri miron

Para poner el asunto en el entramado de la comunicación, quiero compartir con los lectores las siguientes consideraciones:

  1. La presencia de la modelo puede perfectamente verse como un dato cultural, como un reflejo de la cultura actual de nuestra sociedad, dominada por un sentido de espectáculo barato y un aprecio por el kitch a prueba de todo esfuerzo educativo. El hecho es como una continuación de las películas de ficheras, ese género mexicanísimo, y de la tradición de “vedettizar” a toda mujer de más de 15 y menos de 50 que aparezca en una pantalla (como prueba dos ejemplos: las “becarias” de Brozo y las chicas del clima de Milenio TV). Después de ese inicio de programa, me hubiera parecido más coherente que moderara Rafael Inclán o Alfonso Zayas, en vez de la divertidísima (sin razón aparente) Lupita Juárez.
  2. Por impertinente, esta exhibición de tetas operadas y caderas en las que no se pone el sol (imagen robada a Sabina), se convirtió en factor disruptivo, distractor y con valores comunicativos ajenos a los mensajes que uno esperaría en un evento de esta naturaleza. Y eso se debió no solo a lo pronunciado del escote y a la espectacularidad de esta gordibuena, sino a lo exótico de su presencia en tales espacio y tiempo. Habría sido lo mismo –nomás que sin la carga de sexualización, claro- si quien entregaba las papeletas era un luchador enmascarado, con el torso desnudo y capa en la espalda, un charro a caballo, un lacandón en traje ceremonial o una mesera de Sanborns. Simplemente, no “venía al caso”.
  3. En innegable que la sexualización de esa absurda situación fue un hecho sexista alineado con la percepción de la mujer como objeto, que tanto daño ha causado al sector femenino de la población en todo el mundo y que habla de una visión inaceptable de la mujer por parte del IFE, que urgentemente debe superarse.
  4. Por lo anterior, yo diría que de entrada se cometió una grosería con Josefina Vázquez Mota, quien lucha por dar una imagen distinta de mujer mexicana.
  5. Pero lo más importante, y de ahí la idea del sabotaje, radica en el hecho de que la presencia de Julia Orayen previsiblemente serviría como disparador del “relajo”, que como sabemos desde hace muchos años gracias a Jorge Portilla* implica la “suspensión de la seriedad” en función de la negación del valor que en un momento determinado se propone a un conjunto de personas. El “desmadrito” que se armaría, perfecto para desarrollarse y crecer como contenido de las redes sociales, restó solidez a un debate de enorme importancia.
  6. A partir del momento en que se empezó a comentar en las redes y en los grupos de televidentes sobre la exuberante modelo, cambió el tono del debate para muchos. Se disparó el proceso del relajo y los chistes y ocurrencias se volvieron una fuente de ruido para la captación de lo que proponían los candidatos.

Quizá exagero, pero hasta donde conozco de comunicación el costo de un “error” como el de la modelo provocativa puede ser muy alto en términos de captación, comprensión y retención de los mensajes a difundir entre la población. Quadri dice que no, que “no es para tanto” la disculpa ofrecida por el Instituto Federal Electoral. Ya veremos. 

Por su parte, la edecán declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula: “de que me veía bien no le quedó duda a nadie”. Pues sí, cada quién responde a las cosas en la medida de sus posibilidades, y esta es una respuesta adecuada para una modelo. No obstante, creo que hay algo no muy claro detrás de su contratación –quizá algún favoritismo, alguna relacioncilla sentimental por allí…- y que de cualquier forma todos este escandalito le va a redituar una buena lana a la señorita Orayen.

En la misma tesitura, Playboy de México publicó en su página de internet:

“Ayer, durante el primer debate entre los aspirantes presidenciales, la modelo y edecán Julia Orayen sorprendió a los televidentes tras encargarse de repartir los turnos en el sorteo inicial de este importante evento político. Julia apareció con un vestido blanco muy ajustado y un escote bastante pronunciado, con lo que se robó la noche y ocupó el lugar número uno en los más buscados de las redes sociales.
“Playboy se enorgullece en descubrir talentos como el de Julia Orayen, quien en septiembre de 2008 apareció en las páginas de nuestra revista con un pictorial que hizo homenaje a la lucha de Independencia del país…”

La modelo, en Playboy de septiembre de 2008

Para el IFE, mi más sonora rechifla por esta estupidez y en general por lo desatinado de la producción del debate. Así no se hacen las cosas. 

    

*Jorge Portilla, Fenomenología del relajo y otros ensayos. Fondo de Cultura Económica / CREA. México, 1984

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…