Ir al contenido principal

El caso Peña Nieto en la Ibero: la “emboscada”

El viernes, poco después de que terminara la visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana, subí a mi muro de facebook un video que publicó MilenioTV y que ya retiró de su página web, pero que puede verse en (el bendito) YouTube. En él puede apreciarse el malestar del candidato cuando fue “emboscado” a la salida del baño.

Mi comentario ante estas imágenes fue:

“Esto ya no me gusta. Ilustra una situación perder-perder que no le sirve a nadie y que tiene un potencial de violencia muy alto. Peña Nieto luce desencajado, molesto. Este asunto, me temo, va a acabar teniendo un costo muy alto para nuestra universidad porque a fin de cuentas este señor, a quien los estudiantes tenían contra las cuerdas, probablemente será el próximo presidente de la república.”

Pues bien, esta reflexión provocó reacciones entre algunos amigos que me parece que no leyeron con suficiente detenimiento la entrada. Algunos ejemplos:

“No hay que censurarlos pensando en que habrá consecuencias... A los jóvenes no podemos anteponerles el miedo, se marchitan y dejan de ser eso, jóvenes”; “me parece que ya es tiempo de dejar de vivir sometidos y en silencio, ya sea en la Ibero o en cualquier otro lugar del planeta”; “¿De cuando acá oponerse es una situación perder-perder?. No sólo los jóvenes manifiestan su rechazo a EPN, ¿esa manifestación les parece violenta?, me parece más violento que el señor llegue a todos lados con un séquito de guaruras, pero más si va a "dialogar" a una universidad”; “¿Por eso tan aplaudible debemos "temer" represalias? Si las hubiere, qué lamentable!”; “…pero qué esperabas que le hicieran una valla y se despidieran con el tradicional besamanos…”.

Hoy, leyendo la columna de Gabriel Guerra Castellanos en El Universal, “La intolerancia”, me encontré, en el contexto de un análisis muy equilibrado, lo siguiente: 

“Tampoco es valido emboscar a un candidato, por muy opuestas que sean nuestras convicciones a las suyas. Una cosa es vociferar y otra tratar de corretear o arrinconar físicamente: lo primero es una forma tal vez poco amable de expresar lo que se piensa o se sienta, lo segundo es un acto amedrentador, que amenaza, que pone en riesgo al otro. Eso no es confrontación de ideas, es “bullying” en su expresión política. Así como me parece intolerable que a un alumno que cuestionaba a Josefina Vázquez Mota lo hayan callado a gritos sus propios “compañeros” hace no mucho tiempo, creo que el que se hostigue así a un candidato es señal de intolerancia. No hay pretexto ni excusa para ello: quien llega hasta el umbral de la violencia corre el riesgo de no saberse o poderse detener.”

No puedo estar más de acuerdo con el señor.


Helioflores, en El Universal.


Ver también:

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…