Ir al contenido principal

La basura del telemarketing

 

  • Gracias, American Express, por ayudarnos a madrugar. Eso no tiene precio.

Hoy es sábado. La semana que está terminando ha sido particularmente pesada y mi esposa y yo decidimos que dormiríamos hasta más tarde que de costumbre, para descansar. Mi hijo llegó en la madrugada, de una fiesta, y seguramente despertaría no antes de las 11:00. Ese era el plan: ejercer el derecho al descanso.amex

Pues bien, a eso de las 8:30 sonó el teléfono, despertándome con el sobresalto que casi siempre conlleva una llamada a mitad del sueño. Una voz masculina pregunta por mi esposa –por su nombre- identificándose como alguien que llama de parte de American Express. Cuelgo la bocina e inmediatamente vuelve a sonar: el mismo tipo, quien responde con cinismo “sábado, 8.35, ¿por qué?” cuando pregunto si sabe el día y hora que es. Le digo que no tiene derecho a interrumpir el sueño de nadie y cuelgo. Vuelve a sonar. Descuelgo y cuelgo. Vuelve a sonar. Evidentemente, es una máquina de remarcado. Al final, tuve que desconectar el teléfono durante un buen rato para poder tener un poco de paz. Pero el sueño de todos en esta casa se había ido.

No es la primera vez. De hecho es común recibir llamadas de telemarketing en sábado. Casi todas son ofertas de servicios financieros y la mayoría son a nombre de American Express. Esta es una de las razones por las que nunca tendré un plástico de esa marca.

El telemarketing es una de las caras más oscuras del marketing. En uno de sus extremos, es un trabajo horrible, mal pagado y en algunos casos esclavizante. Para los operadores debe ser terrible la conciencia de molestar al que está del otro lado de la línea, y es seguro que reciben cientos o miles de respuestas menos educadas que la mía. Viven una situación laboral nada agradable. Pobre gente.

En el otro extremo del proceso está alguien a quien se agrede interrumpiéndolo, robándole tiempo, ofreciéndole algo que no pidió y que lo más probable es que no necesite.

Es claro que alguien debe comprar lo que se le vende vía telemarketing. De otro modo, no existiría esta actividad. No me extrañaría que en muchos casos sea por incapacidad de decir ¡no! a alguien entrenado en ventas.

Es una actividad que huele mal por todos lados. En lo personal, por principio no escucho llamadas de telemarketing –se lo explico al vendedor con la mayor amabilidad posible, porque a fin de cuentas esa persona qué culpa tiene- y cuelgo. Por principio, también, no compro un producto o servicio que se anuncie por este canal.

Hoy, pregunto a American Express si esta agresión a la población es consistente con sus valores, su estrategia de “responsabilidad social corporativa” y sus esfuerzos de gestión de la reputación de la empresa.

 

Entrada relacionada:

Telemarketing abusivo

Comentarios

  1. Totalmente demagógico tu comentario y conocimiento de ese sector

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar.
    En este blog no dialogamos con anónimos.

    ResponderEliminar
  3. q pendejo, el slogan de "no tiene precio" es de Master Card, se nota q eres conocedor jaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…