Ir al contenido principal

En esta empresa puedes hasta casarte: un caso de cultura corporativa

Hoy recibí una nota muy interesante en la que se describe una práctica absolutamente inusual de administración de recursos humanos de una empresa: casar a sus empleados. O mejor dicho, proporcionarles la boda.

plamex1Se trata de Plamex, una maquiladora de Tijuana que manufactura partes para Plantronics que, dicho sea de paso, presenta un índice de rotación de personal de 36% al año en un mercado –la maquila- que tradicionalmente ronda el 100%.

El caso es que una vez al año Plamex organiza una boda para sus empleados que han decidido “echarse esa soga al cuello”, con música, decoración, e invitados de las familias que quieren ser testigos de la ceremonia. Esta práctica no es habitual, ciertamente, pero tampoco es novedosa en esta maquiladora, que tiene una década llevándola a cabo (y a la que otras dos empresas de la zona le han copiado la idea).

Parece una intromisión en la vida de la gente, pero hay que considerar ciertos elementos. Cuando Plamex inició el programaplamex2 de boda colectiva, quienes querían casarse tenían que presentar sus actas de nacimiento originales, entre otros documentos que suelen encontrarse o conseguirse en los lugares de origen de la gente. De la plantilla de Plamex, más de 70% de los empleados son fuereños. Hay que sumar a los gastos asociados a lo anterior los costos propios de una boda (acta de matrimonio, juez, exámenes médicos, etc., etc.), para entender que por lo común alcanzan montos que exceden las posibilidades de la mayoría de los trabajadores. Plamex se dio cuenta y tuvo la brillante idea de cubrirlos, como una beneficio para sus trabajadores.

Evidentemente, Plamex identificó una necesidad: 540 personas se han casado en sus bodas colectivas, y 28 parejas se inscribieron para la boda de este año, celebrada hace una semana. Dado que de cualquier forma no es barato organizar un casamiento, la empresa ha buscado alternativas ingeniosas para aligerar el renglón de los costos. Por ejemplo, en lugar de contratar una orquesta, la compañía armó un concurso tipo American Idol entre su personal para elegir a los empleados que se van a encargar de la tocada. También son integrantes de la empresa los encargados de la decoración.

plamex4Todo esto habla de una cultura de empresa muy peculiar e interesante.plamex3 Además de la boda, Plamex ofrece clases de crianza de los hijos después del trabajo, cuenta con médicos en sus plantas para la realización de exámenes, establece cada año un módulo para que los empleados puedan renovar sus licencias de manejar, apoyos para la terminación de estudios (que van desde primaria a posgrados en ingeniería).

Parece más un campus de Google que una planta de producción, pero tiene sentido. "Con estos problemas resueltos, la gente va a estar más relajada, más centrada en hacer lo que la empresa necesita que haga", dice Alejandro Bustamante, presidente de Plamex. "No van a distraerse por los problemas personales que puedan tener."

plamex6Como resultado, la empresa atrae al mejor personal de la región. "Debido a esta increíble cultura, Plamex es capaz de contratar a los mejores –“the best and brightest”- en todo México y la parte sur del condado de San Diego”, dice Ken Kannappan, CEO de Plantronics.

Las fotos fueron tomadas de la nota de referencia.

……….

Tratando de conocer un poco más de la cultura de Plantronics me encontré, en su sitio web, un video muy interesante que describe la forma como se entiende el trabajo en la empresa.

………….

Actualización del 25 de febrero.

Acabo de recibir un correo electrónico de mi querido amigo Joaquín Peón Escalante en el que dice, textualmente:

“Salvador, he estado en esta fábrica, ganadora del Premio Nacional de Calidad y conozco muy bien a su director general, Alejandro Bustamante, a quien le he dado algo de consultoría y capacitación. Gran tipo. La planta es un cromo en todos los sentidos. Y Alejandro es un tipazo.”

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…