Ir al contenido principal

Mexicana puede ser viable si la gente es lo primero

“Como espartanos en la Batalla de las Termópilas, los trabajadores de Mexicana defendieron a la compañía contra los peores "cumulus limbus" . Ojalá todos tuviéramos las agallas de ellos.”

Martha lARIS, EN FACEBOOK

Hace poco menos de 17 meses, en este mismo espacio hicimos una crítica sobre la forma en que la dirección de Mexicana de Aviación hablaba de la crisis que acaba de estallar en la empresa (y que hoy es claro que fue provocada por sus mismos directores). El punto de vista desde el que entonces argumentábamos era el de la gente –los stakeholders-, sobre todo integrantes de la empresa y clientes que empezaban a verse muy afectados por los problemas que poco después derivaron en el concurso mercantil y que pusieron a la aerolínea al borde de la quiebra.

LogoMexicana (2)Destacábamos el hecho de que los primeros señalados por los voceros de Mexicana como “culpables”, causantes directos de la crisis, fueron los pilotos y sobrecargos. Se les acusaba de estar sobre pagados y casi-casi de haber hundido a la compañía a golpes de recibo de sueldos. El planteamiento resultaba absurdo e injusto, independientemente de lo que ganaran esas personas, y lo comentamos con cierto detalle. La serpiente se mordía la cola.

También mencionábamos la indiferencia y el desprecio con que se manejaron las situaciones difíciles relacionadas con clientes que tenían boletos, reservaciones y puntos de los programas de lealtad. Al final, miles de personas acabaron “tiradas” y defraudadas.

La idea de fondo que proponíamos es que Mexicana representaba un ejemplo clarísimo de la necesidad de entender a las organizaciones, sobre todo las de servicios, como conjuntos de personas sirviendo a personas, algo en lo que evidentemente se había desempeñado muy mal. Textualmente decíamos:

“Este aparente desinterés por los individuos no es una circunstancia nueva. La actual administración de Mexicana, "moderna", fría y orientada a lo financiero, no ha conseguido conectar la lealtad hacia la empresa de sus trabajadores (consolidada a los largo de décadas), y el orgullo de pertenencia a una compañía y un sector tan importantes para la sociedad, con las exigencias de la "nueva cultura" de la organización.

El cambio no participativo, impuesto, las crecientes demandas de resultados, la despersonalización de las relaciones de trabajo percibida por la gente, la falta de sentido para muchos de la evolución de la compañía (en buena medida por desinformación), entre otros factores, han sido caldo de cultivo para la desmotivación, la desconexión emocional, el escepticismo, la indiferencia y el cinismo.”

Así las cosas, durante el larguísimo y desgastante proceso por el que ha pasado la empresa eran previsibles la desbandada que en cierta medida se dio, una conflictividad explosiva –cuyo potencial supieron contener y canalizar los líderes sindicales- y actitudes de revanchismo contra la compañía. Nosotros creíamos que cada empleado, cada cliente y cada proveedor serían voceros incómodos en potencia. Pero no fue así.logo

Los pilotos y sobrecargos, el personal de tierra y los empleados de confianza han mostrado a lo largo de este año y medio una claridad de metas, tenacidad e inteligencia notables. Y sobre todo una enorme dignidad. Mis respetos. De no ser por ellos, es probable que a la fecha Mexicana estuviera quebrada (para beneplácito del gobierno federal y gozo de la abusiva competencia).

La “nueva” Mexicana 

Independientemente de los enormes problemas que en los planos operativo, técnico, mercadológico, económico, legal, político, etc., va a tener que enfrentar la organización que surja a partir de las cenizas de Mexicana, la nueva dirección deberá tener especial cuidado en el manejo de la gente si quiere salir adelante pronto y de buen modo. En lo que respecta a los empleados, no será tarea fácil puesto que comenzará liquidando a dos terceras partes de la planta laboral, pero tendrá que demostrar un genuino interés por sus colaboradores para poder aprovechar su experiencia y capacidad, y con ello garantizar servicio de calidad a clientes y excelente atención al público en general.

En pocas palabras: la reconstrucción de la empresa depende de sus integrantes más que de nadie.

Hoy podemos retomar, con algunos pequeños ajustes, lo que hace 17 meses recomendábamos:

    • Fortalecer los canales verticales de comunicación a través de la difusión de un mensaje corporativo que aporte sentido a las medidas que adopte la administración.
    • Lo anterior responsabilizando y empoderando a los jefes de todas las áreas y niveles como cajas de resonancia del mensaje corporativo y como receptores de la retroalimentación de la gente hacia la dirección.
    • Involucrar a las personas en los procesos de cambio que las afectan directamente.
    • Explicar, una y otra vez, a la gente de la empresa lo que se espera de ella y lo que ella puede esperar de la empresa, de manera clara, directa y sin adornos.
    • En línea con lo anterior, crear una nueva cultura de servicio (la calidad en el servicio era una de las grandes debilidades de la Mexicana pre-concurso mercantil).
    • Crear y mantener espacios de comunicación personalizada para los clientes que requieran apoyo especial.
    • Penalizar el cinismo, la grilla y el sabotaje, sobre todo en las relaciones con los clientes.
    • Trabajar, con toda seriedad, en la credibilidad, imagen y reputación de los nuevos propietarios y administradores de la empresa.

Únicamente agregaríamos que hay que hacer pronto y con decisión lo que se requiera en materia de personal, para proceder con un proceso de cicatrización indispensable para echar a andar la empresa en condiciones adecuadas. En la parte comunicativa –¡fundamental!- de este proceso, durante no menos de un año, será conveniente recordar que en situaciones de crisis hay que dirigir, informar, motivar y apoyar, en ese orden.

modalidades de la comunicación en crisis  

La reconstrucción de la empresa depende de sus integrantes más que de nadie. Mexicana es viable si su gente es lo primero.


Entradas relacionadas:

¿Dónde quedó la gente? Una lección del caso Mexicana  http://corporacomm.blogspot.com/2010/08/blog-post.html#ixzz1nPTr15eE

¿Dónde quedó la gente? Una lección del caso Mexicana. Capítulo 2 http://corporacomm.blogspot.com/2010/08/donde-quedo-la-gente-una-leccion-del.html#ixzz1nPtX6D14

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Accountability

¿Qué tan accountable eres en tu trabajo? En realidad la pregunta podría plantearse simplemente como "¿qué tan responsable eres?", pero hay quienes defienden la idea de que la expresión en español es limitada ante las connotaciones de la palabra accountability.
Cabe mencionar como antedente que, en nuestro medio, el término accountability es de uso relativamente reciente. Se ha difundido en el ambiente de negocios, de México y de todo el mundo, asociado a temas que han ganado relevancia en los últimos años, como gobierno corporativo, ética de empresa y responsabilidad social.
La traducción directa de accountability al español es responsabilidad, aunque para muchos esta palabra se queda corta. Una acepción algo más elaborada implica la referencia a alguien, entidad o persona, “con quien se puede contar”, pero esta alternativa no significa mucho avance respecto a responsabilidad y tampoco abarca todas las connotaciones de la expresión en su idioma original.
Según entiendo, to be a…

Cascadeo (sacado del baúl, pero útil)

Estos días he hablado mucho, con clientes y colegas, del proceso conocido como "cascadeo". Es un tema sabroso, como todos lo que se refieren a lo esencialmente interpersonal, que suele hacer brotar en la imaginación de los comunicadores, y de muchos ejecutivos de otras áreas, una gama de retos y oportunidades.
A mi, la metodología me encanta. Cuando se usa para lo que sirve y se aplica bien, es un recurso a la vez poderoso y barato, que tiene el atractivo único de ser incluyente por necesidad.

En este contexto, y cumpliendo con lo prometido a un cliente, me pareció pertinente rescatar de otro blog unas ideas que publiqué hace casi dos años, mismas que presento con algunos pequeños retoques.

Qué es

Entiendo por "comunicación en cascada" o "cascadeo" los procesos de difusión de información –y casi siempre también de obtención de retroalimentación– que se llevan a cabo en forma descendente a través de distintos niveles de la estructura organizacional, en los que…

El mensaje de año nuevo de Enrique Peña Nieto

Una vez perdida la credibilidad todo suena a bla-bla-bla. Un discurso muy a la mexicana, con mucho rollo y poca sustancia; los "datos duros" son comparativos (cuantos días sin seguro social, sin PROSPERA, etc., etc.) pero no hay nada sólido hacia adelante, algo que justifique los aumentos -que en sí NO son "un reto", plantearlo de ese modo es engañar- en términos de beneficios para la población, acciones concretas compensatorias para la ciudadanía, o algo por el estilo. El argumento de las medidas que ha tomado el gobierno, previas al gasolinazo, es patético; la reducción del 10% al paquete de compensaciones (habrá que ver) de los mandos superiores del gobierno federal es de risa (más vale reír) y hay por ahí una contradicción que no entiendo: un beneficio de mantener la salud (es un decir) de la economía es evitar la pérdida de empleos, pero para hacerlo se ha mandado a la calle a alrededor de 20,000 personas del gobierno. No me cuadra eso de combatir desempleo con…